Avenida de Mayo

La Avenida de Mayo es una de las principales arterias de Buenos Aires, una enorme avenida con estilo parisino que se extiende desde la Plaza de Mayo hasta la Plaza del Congreso.

El pasado de la Avenida de Mayo

En 1894 comenzó la construcción de la atractiva avenida con la finalidad de conectar las dos instituciones más importantes del país: la Casa Rosada y el Congreso de la Nación.

Tras su construcción la avenida adquirió un ambiente parisino capaz de atraer a la élite porteña, llenándose de edificios distinguidos, teatros y elegantes cafés. Entre los cafés de la época destaca el Café Tortoni, que aún se mantiene en funcionamiento a pesar de ser el más antiguo de la ciudad.

Debido a su gran importancia social en la avenida se instalaron también las sedes de los diarios de mayor circulación como La Prensa, El Diario, El Argentino y El País. La avenida se convirtió en un lugar importante y, entre sus peculiaridades, uno de sus edificios contó con el primer ascensor que se instaló en Buenos Aires.

La avenida en la actualidad

La Avenida de Mayo conserva todo el esplendor de los tiempos pasados mostrando al mundo entero el carácter enérgico y cosmopolita de la ciudad.

Sus edificios conservan una llamativa mezcla de fachadas con estilo Art Nouveau, Belle Époque y Art Déco, que compone una completa muestra de arquitectura. El Palacio Barolo y el Edificio de la Inmobiliaria son las dos muestras más importantes de su grandeza.

La Avenida de Mayo ha sido y es una de las avenidas más importantes de la ciudad, por lo que suele ser el escenario de la mayor parte de las manifestaciones y celebraciones de los ciudadanos porteños.

Transporte

Subte: Avenda de Mayo, línea C; Piedras y Sáenz Peña, línea A.

Lugares próximos

Monserrat (192 m)
Avenida 9 de Julio (407 m)
Manzana de las Luces (575 m)
Museo de la Ciudad (775 m)
Microcentro (797 m)